Archivos para febrero, 2015

¿Quién contiene nuestro mal?

Tal vez, sin darse cuenta plenamente, este fiscal muerto en instancias de investigación de un atentado terrorista en AR, realizó cabalmente su misión al morir en el entrecruzamiento de la violencia y la corrupción política.
Su deceso parece dejar inconclusa su labor, sin embargo, él acaba una tarea de mucha mayor trascendencia para la “salud social” del país que lo que implicaba la misma investigación. Él logra dejar en evidencia, hacer visible, que somos capaces de una violencia extrema sobre nosotros mismos cuando nos acercamos a la verdad, esto es, cuando nos adentramos en nuestro ser.
Tal vez no haya jamás un condenado por el atentado a la Amia, pero se ha arribado a una verdad mucho más aterradora: somos nosotros quiénes hemos hecho posible que este crimen sucediera (en efecto, el fiscal se hallaba indagando la participación local en el desarrollo de la investigación ). Se trata de nosotros: tu y yo no somos Nisman, como erráticamente afirmaban algunos carteles en la multitudinaria marcha en reclamo de justicia llevada a cabo el 18-FE-2015; tu y yo somos sus ejecutores. Y él, el sacrificado.
Desde un punto de vista psico-social del paradigma o sistema de pensamiento en el que vivimos, la muerte de esta persona es una realización plena de su lugar social. La finalización  de su labor como fiscal, en el hipotético caso en que hubiese llegado a un final esclarecedor, sólo habría hecho visible la punta del iceberg, algunos individuos en particular, pero nunca las condiciones de posibilidad de los atentados que ocurrieron. En cambio, el presente no nos deja excusas ni acusados que nos permitan lavarnos las manos, en “memoria” de Poncio Pilato, por supuesto.
Democracia no sólo significa “gobierno” del pueblo, también debe adquirir el sentido de responsabilidad colectiva. Un poco más allá de la ideología y un poco más acá de los hechos concretos.
Entonces, ¿quién contiene nuestro mal? Solamente, repito: solamente, el que puede mostrar nuestro lado oscuro sacrificándose.

Estimado/a consultante: a través del sistema informatizado Ud. puede solicitar turnos on-line haciendo click en el siguiente enlace:

TURNOS ON-LINE