Bullying Santa Fe (caso Milena)

Milena. Un nuevo caso de bullying con final fatal en Santa Fe.

Un domingo por la tarde una joven de 17 años se quita la vida tras años de violencia y desprecio por parte de sus compañeras de colegio.

Un viaje solitario

Una y otra vez, desde hace años, muchos psicólogos llamamos a la atención pública a tomar consciencia de estos casos. Paulatinamente se tornan más visibles y en consideración, aunque siguen siendo ponderados como casos aislados en los que no está involucrada la sociedad general cuando, desde la perspectiva psicológica, ambas cosas son falsas.

Los seres humanos formamos parte de una especie gregaria, o sea: necesitamos vivir en comunidades. Esto es así desde hace 3.500.000 años, porque nuestra biología no tiene armas poderosas para defenderse -no corremos rápidamente ni volamos, no tenemos garras, uñas ni colmillos afilados, no tenemos fuerza en comparación con los primates. Ello implica que formar parte de grupos sea sentido como una necesidad de supervivencia en nuestras vidas. Fuera de esta situación, sentimos naturalmente una angustia de desprotección muy fuerte.

Una cruel manera de matar

Cuando un grupo de chicas dominante sobre otra solitaria decide hacer uso del poder y lo ejerce a través de la violencia física y de la segregación, apela a uno de los mecanismos de castigo más crueles que pueden existir entre nosotros como seres humanos: declararle al otro el no ser. Y todos sabemos el dolor que esto produce.

Arrojar a otro ser humano al vacío de la indiferencia es una modalidad del sadismo, porque consiste en el disfrute -perverso- de cómo otro ser humano sufre. No es un acto casual o accidental, existe la voluntad de hacer sufrir y esto es percibido por las victimarias como poder, esto es lo mismo que decir: hay un placer morboso escondido allí, en dicho comportamiento de decretarle a otra joven la desaparición.

Un dolor silencioso

Casualmente, el último post tiene relación con este tema. Pero lo he tratado en numerosas otras ocasiones, incluso en un libro completo sobre el tema, como intento desesperado de llamar la atención sobre el problema.

En un comienzo, al darme cuenta de esto, pretendí forzar la consciencia pública; luego me di cuenta que las tendencias no deben forzarse. Ahora me limito a contemplar la realidad que creamos.

Por lo general intento hacer un cierre y sacar una conclusión sobre el objeto de esta palabras escritas. Sin embargo, hoy prefiero remitirme a otros artículos previos.

Artículos anteriores sobre el tema

Leer el espíritu de todos los tiempos.

https://marianoellison.com/2018/06/01/leer-el-espiritu-de-todos-los-tiempos/

Un sueño despierta a un niño

https://marianoellison.com/2018/04/0/un-sueno-despierta-a-un-nino/

Aylan y el sacrificio de los niños

https://marianoellison.com/2015/09/04/aylan-y-el-sacrificio-de-los-ninos/

Vale todo con niños

https://marianoellison.com/2011/09/28/%C2%BFvale-todo-con-ninos/

Madres asesinas

https://marianoellison.com/2012/04/01/madres-asesinas/

Padres y abandono

https://marianoellison.com/2014/04/26/padres-separados-y-abandono/

Exigencias a los niños

https://marianoellison.com/2014/05/13/exigencias-a-los-ninos/

Qué es un papá

https://marianoellison.com/2014/08/10/que-es-un-papa/

La muerte de los niños

https://marianoellison.com/2014/11/23/la-muerte-de-los-ninos/

Abuso de niños

https://marianoellison.com/2014/11/24/abuso-de-ninos-permitanme-que-adivine-el-futuro/

El sacrificio de los niños

https://marianoellison.com/2015/06/14/el-sacrificio-de-los-ninos/

El sacrificio de los niños 2

https://marianoellisn.com/2015/06/19/el-sacrificio-de-los-ninos-2/

El sacrificio de los niños 3

https://marianoellison.com/2015/07/12/el-sacrificio-de-los-ninos-3/

Libros sobre la temática

El sacrificio de los niños.

Aquí hay papá!

Alicia sin espejo. Una era sin padre.

Bullying Santa Fe

Un joven se suicida por la violencia padecida en la escuela de parte de sus compañeros. No es la primera vez ni será la última que ocurra en la ciudad ni en Argentina. He tratado este tema en otras ocasiones pero la repetición del mismo me retrotrae hacia aquellos análisis.

La escuela no educa ni contiene, todos sabemos eso. La escuela está para controlar y someter; pocos asumimos esto. En estas pocas líneas intentaré demostrarlo.

¿Cómo podría existir una educación (esto es: el desarrollo intelectual) sin el cuidado del desarrollo de los afectos de los niños y los jóvenes? Una primera constatación nos muestra que la institución educativa no tiene su razón de ser en la formación íntegra de los nuevos ciudadanos sino es su escisión cognitivo-afectiva.

En 2015 escribí un artículo sobre el caso del niño que se quitó la vida en la zona cordillerana argentina en similares circunstancias. El arquetipo se repite.

La escuela se fundamenta en la jerarquía académica (¿sí?), en la acumulación de conocimiento (¿una modalidad del poder?) y en la competencia calificativa. Por lo tanto, su primera función y misión social es enseñar el patriarcado; éste es su paradigma subyacente y operativo. El patriarcado jerárquico implica, precisamente, que el más fuerte somete al más débil. Ello está implícito en las condiciones institucionales de posibilidad de la escuela industrial, materialista, jerárquica y competitiva.

¿Quién protege a los niños?

Nuestro desarrollo cultural se asienta sobre el sacrificio de los niños, tanto en nuestra vertiente griega (Edipo Rey) como en la cristiana. Es hora de asumirnos.

kids-no-pantalla