El Yo frente a su Sombra

Recuerdo una bebé, de aproximadamente 7 meses, que dormía en la calle el día en que me gradué en la Universidad de Palermo.
Hoy, por la tarde, vi un papá con su hija, él llevando un carrito porque eran muy pobres. Mueven en mí un dolor y una compasión muy fuertes, aunque no sé qué hacer. En realidad, sí sé qué debo hacer: hablar y gritar. Contártelo a vos.

Aquel día estaban la niña de un lado y la ciencia del otro. Yo en el medio, con un pié de cada lado…

____      ____
____      __ __
1-1      1-0
Algo se rompe en la visión global e ideal con la que percibimos la realidad. Puedo expresarlo como una línea que se quiebra, según el milenario código del I Ching; puedo expresarlo como 1-1 que evoluciona hacia 1-0, según el código binario de la moderna Informática. Puedo expresarlo como ideal y frustración, ricos y pobres, mayorías y minorías, Dios y el diablo, hombre y mujer… El código más básico es binario.
Un papá y una hija, un adulto y una niña, un hombre y una mujer. Ellos frente a mí con mi hija, mi sombra frente a su sombra y un abismo de incomunicación de por medio.

El yo y su sombra son un fenómeno estructural de la psiquis humana. Quizá el más básico de todos. La angustia que se abre paso en mí no reclama una solución a la pobreza en el mundo ni la curación de todos los enfermos, sino algo infinitamente más difícil de realizar: convertir el dos en UNO. En términos junguianos: integrar la Sombra en el Si-mismo.
¿Qué vi hoy por la tarde? Mi sombra; una persona sólo puede percibir desde el Si-mismo. La pregunta real es: “¿por qué percibimos?” Por el momento, lo que se puede saber es que la percepción tiende al Uno.

padre-hija

Viaje a lo profundo del Corazón

A través de una ficción, en la que nos dirigimos en un helicóptero imaginario que puede viajar a través del tiempo, nos introducimos en la búsqueda del Arquetipo Fundamental.
Nuestra imaginación y la Psicología Junguiana serán nuestros medios de transporte en esta apasionante aventura hacia el descubrimiento de una realidad hasta hoy desconocida pero en permanente tensión con nuestro Yo.

Jung: hacia la ciencia

Cierta dificultad halla la psicología en el momento de distinguir el análisis de la síntesis. En nuestro medio (Argentina), psicólogos y consultantes estamos familiarizados casi en exceso con el análisis psíquico (psicoanálisis), esto es: con el estudio fragmentario, detallado, a través de descomponer la estructura subjetiva en sus componentes (estructura psíquica propiamente dicha, mecanismos de defensas, etc.).

Sin embargo, el análisis detallado y pormenorizado ha dejado de lado la posibilidad de la síntesis o, de lograr una aprehensión global del ser humano, una comprensión que abarque su psiquis, su biología, su cultura, su tradición. Que posea una pretensión generalizadora.

[La imagen está formada por un castillo de arena, hecho por un niño, y colocado cuatro veces de forma opositiva. La cualidad perceptiva que producen las formas de cuatro elementos fue estudiada por Jung a través de los “mandala“.]

¿Por qué la síntesis?

No lo sé a ciencia cierta; pero efectivamente posee la capacidad de ejercer un enorme poder sobre la mente humana, más allá de lo que puede pensarse, aún más allá de la Psicología propiamente dicha.

¿Por qué Jung?

Si Freud ahondó en las posibilidades del “psico-análisis”, Jung ha sido quién sin dudas abrió una enorme posibilidad al estudio de la psquis como fenómeno interindividual, más allá del cráneo, por fuera de él, y quién ha permitido sentar las bases para el estudio científico de los patrones sintéticos de la cultura.

Los argentinos han quedado llamativamente seducidos por las posibilidades del Psicoanálisis (no así el resto del mundo), por la búsqueda de los detalles, y no han brindado las mismas posibilidades a este autor un tanto enigmático que es Jung. Por ello, pretendemos aquí mencionar su enorme valor teórico y resaltar las posibilidades de su descubrimiento y de su método.

Algunos críticos alegan que Jung ha sido un autor excesivamente oscuro; en realidad no tiene mayor importancia si lo fue o no, lo que resulta trascendente para el conocimiento (en nuestra opinión) son las posibilidades de aplicar el método científico al estudio de fenómenos que tienen, como se mencionó, una enorme influencia sobre la psiquis individual.

Acerca del caso Madeleine

 Hoy, 17 de septiembre, los medios periodísticos han publicado la sospecha de que la niña era probablemente sedada por sus padres y que pudo haber muerto por sobredosis. La publicación la hizo “The Times”. La niña (de 4 años) dormía junto a sus hermanos gemelos mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano.

[El contenido este post ha sido separado para otro material.]