Bullying Santa Fe

Un joven se suicida por la violencia padecida en la escuela de parte de sus compañeros. No es la primera vez ni será la última que ocurra en la ciudad ni en Argentina. He tratado este tema en otras ocasiones pero la repetición del mismo me retrotrae hacia aquellos análisis.

La escuela no educa ni contiene, todos sabemos eso. La escuela está para controlar y someter; pocos asumimos esto. En estas pocas líneas intentaré demostrarlo.

¿Cómo podría existir una educación (esto es: el desarrollo intelectual) sin el cuidado del desarrollo de los afectos de los niños y los jóvenes? Una primera constatación nos muestra que la institución educativa no tiene su razón de ser en la formación íntegra de los nuevos ciudadanos sino es su escisión cognitivo-afectiva.

En 2015 escribí un artículo sobre el caso del niño que se quitó la vida en la zona cordillerana argentina en similares circunstancias. El arquetipo se repite.

La escuela se fundamenta en la jerarquía académica (¿sí?), en la acumulación de conocimiento (¿una modalidad del poder?) y en la competencia calificativa. Por lo tanto, su primera función y misión social es enseñar el patriarcado; éste es su paradigma subyacente y operativo. El patriarcado jerárquico implica, precisamente, que el más fuerte somete al más débil. Ello está implícito en las condiciones institucionales de posibilidad de la escuela industrial, materialista, jerárquica y competitiva.

¿Quién protege a los niños?

Nuestro desarrollo cultural se asienta sobre el sacrificio de los niños, tanto en nuestra vertiente griega (Edipo Rey) como en la cristiana. Es hora de asumirnos.

kids-no-pantalla

Aylan y el sacrificio de los niños

Cómo podrás ver, en nuestros posteos previos, venimos anticipando este fenómeno desde y avisándote de que se trata; en pocas palabras:

Cuando las sociedades se saturan [la europea, por supuesto], sacrificamos niños.

Aylan

Tratado previamente:

Vale todo con niños: https://marianoellison.com/2011/09/28/%C2%BFvale-todo-con-ninos/

Madres asesinas: https://marianoellison.com/2012/04/01/madres-asesinas/

Padres y abandono: https://marianoellison.com/2014/04/26/padres-separados-y-abandono/

Exigencias a los niños: https://marianoellison.com/2014/05/13/exigencias-a-los-ninos/

Qué es un papá: https://marianoellison.com/2014/08/10/que-es-un-papa/

La muerte de los niños: https://marianoellison.com/2014/11/23/la-muerte-de-los-ninos/

Abuso de niños: https://marianoellison.com/2014/11/24/abuso-de-ninos-permitanme-que-adivine-el-futuro/

El sacrificio de los niños: https://marianoellison.com/2015/06/14/el-sacrificio-de-los-ninos/

El sacrificio de los niños 2: https://marianoellison.com/2015/06/19/el-sacrificio-de-los-ninos-2/

El sacrificio de los niños 3: https://marianoellison.com/2015/07/12/el-sacrificio-de-los-ninos-3/

 

Abuso de niños: permítanme que adivine el futuro

Hace unos años, cuando surgió en la escena mediática el caso Clara Rojas en Colombia, explicamos que el hijo que la abogada tuviese en cautiverio no había sido consecuencia del Síndrome de Estocolmo -como lo afirmaban los medios masivos-, sino que era producto de una violación. Tras la liberación y posterior edición de un libro por parte de Clara Rojas, ella expresó en una entrevista que no quería dar detalles acerca de cómo había sucedido aquello por preservar a su hijito, pero quería aclara que no se había tratado de una relación consentida (¿o sea…?).

Previamente a esto, tratamos el caso Madeleine McCann y, hace poco más de un año, comenzamos a hablar en el blog sobre la muerte de los niños, mencionamos a Martín, Candela, Ángeles, algunos de los chicos cruelmente asesinados en nuestro medio. Dijimos que era un fenómeno que vendría en crecimiento… en Argentina.

Hoy, fines de 2014, el tema es insoportable, cómo los medios evidencian la brutalidad del maltrato infantil que por lo general culmina en el abuso sexual, la muerte del niño o, ambas cosas. En este momento estoy observando una nota periodística referida a niños de 3 y 4 años abusados en un jardín recientemente.

Pero permítanme que les cuente el futuro… como suelo dar malas noticias, ya se sabrá que pienso que el problema no se va a resolver… pero no creo que sepan cuál es en mi opinión el problema.

El problema es la escuela como institución normalizadora el ser humano, quiero decir con esto: no puede resolverse el problema en el marco de la institución educativa porque ella posee como presupuesto la desprotección de los niños por parte de sus padres (que, según la naturaleza, son los encargados de cuidarlos hasta que se vuelvan independientes).

Entonces advendrán mayores y rigurosos controles sobre el personal que trabaja en las escuelas -lo cual es necesario- y… esto es lo que quiero decir: el problema va a estallar por otro lado. Por uno mucho peor… por el lado de los mismos niños. Los más grandes van a abusar de los más pequeños y la situación no podrá ser controlada. Hasta que algún niño tome un arma de fuego… Igualmente no soluciona.

De modo que tenemos que enviar nuestros niños a la escuela para que abusen de ellos… de eso se trata la educación institucionalizada, para eso se crearon las escuelas (¿te dije que se crearon de modo conjunto con la cárceles y las industrias?)

No hace falta ser adivino para saber esto… mirá el otro lado de la fuerza… allí donde también hay niños hacinados en instituciones, desde hace mucho tiempo, sin papás que los protejan, entonces me vas a creer. Tal vez tenés experiencia de lo que te digo, tal vez no tenés ganas de mirar nada de lo que te muestro… no importa, da igual.

Seguimos en la cuesta hacia abajo… hacia nuestra anhelada autodestrucción. No es la primera vez que sucede en la historia, la próxima te cuento sobre el rey que quemó a su hijo.

Santa Fe, Argentina