Presentación de libro

Alicia sin Espejo. Una Era sin Padre

Análisis sobre los efectos de la ausencia paterna y las posibilidades de su restitución.

Sábado 14 de julio, 2018. 4:00 PM

LOXS, Mitre 3561. Santa Fe, AR.

Organiza: ME SALUD SRL

Síntesis temática

“Alicia sin Espejo” es un libro que narra la historia de una joven cuyo padre ha muerto y su madre la ha abadonado junto a sus hermanos. El relato, inspirado en casos reales, es acompañado por una serie de ensayos que, desde la perspectiva psicológica, abordan dos claves de análisis de la psicopatología individual y colectiva de Latinoamérica: la ausencia del padre y la melancolía, “monstruo de dos cabezas” cuyos efectos devastadores sobre la vida de los seres humanos de esta parte del continente, intenta mostrar el texto.

Este planteo es seguido por dos propuestas de acción para reflexionar y actuar sobre estas situaciones, tanto a nivel individual como social.

Sobre la ley del aborto

La reciente votación favorable a la ley del aborto en Argentina ha generado un amplio debate y un nuevo ensanchamiento de la brecha que divide a la sociedad.

Lejos de lamentar la situación, los cristianos podemos mirar la crucifixión de estos niños con la certeza de que han de resucitar, no en “el otro mundo”, sino aquí mismo. ¿Cómo es esto? Los cristianos no podemos hacer ningún juicio de valor sobre aquellas mujeres que habrán de abortar; las enseñanzas de Jesucristo nos corresponden a nosotros solamente, a los que creemos en él.

Una vez declarado el infanticidio, el territorio pasa a ser necesariamente espiritual (estarán muertos, ya por fuera del plano material), y aquí nadie puede impedir la potencia de la Resurrección.

En este sentido, es importante para mí enumerar quiénes considero son los principales beneficiarios de esta nueva ley.

Los violadores festejan

Sucede que acabamos de borrar las pruebas que los incriminaban. Los embarazos de un sin número de niñas y adolescentes, productos de violaciones, significaban un espejo que le devolvía a la sociedad general el maltrato de estas jóvenes mujeres de parte de hombres abusadores que ya no tendrán esta señal social que los delate. Detrás de cada aborto podrá ocultarse sagazmente un violador que tendrá mayor margen de acción para seguir abusando ya que dispone de un mecanismo legal para extinguir el síntoma del problema.

Los padres ausentes respiran aliviados

Ya no habrá hijos que los miren a los ojos con el dolor de su ausencia. No deberán rendir cuentas a su propia consciencia de aquellos hombres y mujeres que vagan sin reconocimiento por el mundo, en búsqueda de una identidad negada que una generación progenitora no se atreve a dar.

Pero sobre todo…

El capitalismo más salvaje celebra la materia prima que lo alimenta. Éste es el punto más crítico. Se trata de una simple cuestión de negocios, las corporaciones le ganan territorio a la Iglesia Católica sobre Latinoamérica.

¿Cómo es esto?

En los tiempos de Moisés (aproximadamente año 1800 aC. -al menos eso me dijeron, no estuve allí), el imperialismo de la época (el reinado del Faraón egipcio) necesitó para crecer económicamente de un grupo creciente de israelitas porque ellos eran sus esclavos, ellos representaban su principal fuerza de producción. Cuando los esclavos crecieron en número, resultaron una amenaza de liberación y el rey decretó la muerte de los niños menores de dos años. Algo similar sucede en torno al nacimiento de Jesucristo; el imperio romano tiene sometidos a los judíos pero se nutre de su fuerza de trabajo y de su enorme capacidad espiritual, pero en ese momento, el rey Herodes toma consciencia de la amenaza que representa una creencia judía -un mesías libertador- y decide matar a los niños pequeños (nuevamente, el mismo patrón).

Hoy ya sabemos quién es el imperio, sabemos que Latinoamérica abunda en recursos naturales (aunque admiremos los “celulares de colores”, aún no se pueden comer ni aportan H2O a nuestro organismo) absolutamente necesarios para la vida. ¡Pero cuidado! Los latinos “subdesarrollados” podríamos llegar a tomar nota de esto y, si solo si, somos un número de población suficientemente grande, podríamos producir una liberación social y económica (véase un país que se llama China compuesto por muchos chinos) amplificada con la gran creatividad que muestra esta parte del continente, en particular Argentina. Por ello, es una gran medida de control político esta ley. Una y otra vez, el mismo patrón se repite.

Conclusiones

Ninguna mujer aborta y por ello no debe ser juzgada ni condenada. Quién devora a los niños por nacer es el dragón (un símbolo del imperio escrito en el Apocalipsis). Y los hombres machistas y sometedores de las mujeres somos sus principales aliados.

El feminismo cae en la trampa del patriarcado, el fallo del hombre queda totalmente silenciado y los ejecutores de los abortos son los hombres autoritarios y déspotas, no las mujeres a quiénes las condiciones opresoras de existencia las fuerzan, en gran medida, a realizar estos actos.

La historia se repite.

Mientras los jóvenes argentinos morían en Malvinas, el resto de la sociedad miraba el mundial del ’82.

Mientras se decide el infanticidio más grande de la historia Argentina, ¡nosotros vamos a alentar a la selección de fútbol!

Pero ya sabemos lo que va a suceder; el arquetipo del Sacrificio de los niños se repite y lo que sucede a posteriori es la destrucción masiva. A 1982 le siguió 1989, culmen de la crisis depresiva hiperinflacionaria. ¿Qué le sigue a 2018? Ningún poder político, económico, ni ideológico puede detener la potencia de la profecía de Jeremías.

Macri y la memoria de un líder.

La profecía de Jeremías alude a un rey de Israel (Manasés) que quemó a su propio hijo en busca de prosperidad personal. Jeremías anticipó la destrucción de Jerusalén por este hecho y el linaje de aquel rey desapareció de la historia, sus descendientes -incluso niños- fueron ejecutados por Nabucodonosor.

El presidente Macri acaba de pasar a la historia como el líder argentino que instituyó el infanticidio; si la profecía de Jeremías es real… no sé si me animo a decir esto… acaba de poner en riesgo a sus propios hijos.

De la misma manera que Jeremías le dijo al último rey de Israel (¡nunca más hubo rey en Israel! -año 587 aC.), todavía tiene una última oportunidad para arrepentirse.

Presentación del libro

Heridas de la ausencia del padre. Psicoterapia y restauración de sus marcas en las emociones. Éstas son las temáticas centrales que movilizaron la producción del libro Alicia sin Espejo. Una era sin padre.

Existen pocos libros que hablen directamente de la relación padre-hijo/a, muchos menos de las heridas que se producen en este vínculo. Llama la atención esta falta de tratamiento del tema puesto que el hecho no es nuevo.

A la luz de los progresos actuales de la mujer en Occidente, me pareció adecuado retrabajar esta problemática desde la perspectiva de una joven que pierde a su padre y lo que ello implica en su vida cotidiana, como al mismo tiempo un camino posible para su recuperación y sanación.

En los próximos días, junto a compañeros de trabajo en ME Salud, presentaremos el libro.

Eso que está fuera de control

Todos experimentamos de alguna manera que, en nuestras vidas, algo se huye de nuestros planes, otras cosas no suceden como esperamos y, en numerosas ocasiones es nuestra propia mente la que se comporta de modo irracional, al menos ésa es la impresión que obtenemos de nosotros mismos.

Loco re loco

En matemáticas, un número irracional es un número que no se puede escribir en fracción -el decimal sigue para siempre sin repetirse. Por ejemplo el número Pi, que aprendemos en séptimo grado, es un número irracional. El valor de Pi es 3.1415926535897932384626433832795 y continúa al infinito, sus decimales no siguen ningún patrón.

Hubo un matemático (Maximillian Cohen) que quiso encontrar la regularidad de estos números pero terminó en la esquizofrenia, argumento que rerpresenta el film “Pi. El orden del caos”.

El punto crítico de este razonamiento se refiere a que la denominada “irracionalidad” es parte necesaria de la matemática, de la vida misma y, lógicamente, de la psiquis humana. Juzgamos como irracional aquello que no podemos controlar por medio de patrones o criterios racionales, con lo cual es consecuente pensar que los procesos mentales inconscientes son de carácter irracional; por esta específica categoría es que permanecen fuera de la consciencia (racional).

Pero permíteme volver al número Pi, ese número con el que obteníamos la superficie del círculo en la escuela; que los matemáticos no puedan someterlo no significa que no sea útil, como acabo de mencionar.

Presta atención a esto:

F(Ego): (a + b + c) / I = z

Si considero que los atributos de una persona son una sumatoria de rasgos que definen su Ego (Freud definió al Yo como una sumatoria de identificaciones) y que los puedo representar por medio de letras, también puedo incluir en esta definición del Ego rasgos irracionales (I), como ser: sueños y síntomas psicológicos. El total de estos atributos conforman de modo singular al individuo (dan un determinado resultado = z), y esto constituirá la función Ego de un determinado individuo.

Una valoración que nos enferma

Tal vez nos molestan estos rasgos irracionales y, luego de no poder reemplazarlos los juzgamos negativamente, con lo que veremos totalmente afectada la función:

F(Ego): (a + b + c) / (-I) = -z

De esta manera es como nos enfermamos, realizando un juicio moral negativo sobre nuestras irracionalidades, de esta manera alteramos la fórmula natural.

Función terapéutica

Los psicólogos intentamos mostrar que estos elementos irracionales cumplen un rol de equilibrio muy importante en la psiquis humana, intentando restituir la función originaria del Yo, sin el juicio y la condena. De esta manera mostramos a nuestros consultantes que los sueños tienen un sentido que puede cumplir una importante función en la vida de una persona aunque no lleguemos a comprenderlos nunca en su totalidad, también los síntomas psicológicos como la ansiedad, una fobia, una tristeza extendida en el tiempo, cumplen funciones en nuestras vida que no podremos jamás comprender plenamente pero que es importante tener consciencia de cómo se relacionan con toda nuestra vida y pueden ayudarnos a construir el mayor recurso de nuestro yo: el propósito de vida.

Función (del Yo) : ( familia + trabajo + recreación ) / Sueños con dragones(*) = Propósito!

(*) El terapeuta le interpretó que los “dragones” son las dificultades de la vida que si logra vencer creando recursos psicológicos que sean como “espadas afiladas” le ayudarán a descubrir su vocación.

______________________________

Nota: pido disculpas a los matemáticos por este uso un poco libre de su ciencia, aunque si me permiten un mínimo de crédito podrán ver que no tanto.

Presentación del libro “Alicia sin espejo. Una era sin padre”

En pocos días, juntos a amigos y compañeros de trabajo, estaremos presentando esta narración, mezcla de historias vividas por cientos de personas y ensayos psicológicos que muestran una terapia en profundidad.

El texto articula experiencias que constituyen patrones de pensamientos-sentimientos-comportamientos de la historia de los seres humanos con conceptos de la Psicología Junguiana: los Arquetipos y el Inconsciente Colectivo.

Esperamos poder compartir contigo este momento de charla amena, mientras tomamos un café en el bar en el que se hará la presentación en Santa Fe.

Pronto, más info.

Un niño por nacer

Acerca del rol de los mass media

Cuando estudiaba los mecanismos de comunicación de masas en la facultad, pude retener dos ideas cruciales para comprender su rol social:

1. Los medios siempre llegan tarde;

2. El discurso se halla invertido respecto a la realidad.

Movilizado por el debate actual acerca de la legalización del aborto, intenté ahondar en este asunto y proponer algunas líneas de análisis. Espero puedan ser de utilidad.

El debate

El debate contemporáneo respecto de la legislación del aborto podría plantear el retorno del arquetipo del sacrificio de los niños, como lo he tratado previamente; no obstante, prefiero observar hoy desde otro ángulo esta problemática.

El dilema “aborto-no aborto” es una incógnita mal presentada porque polariza la discusión en lo que sucede en el útero de una mujer, cuando el problema es más extensivo; como mínimo, correspondería interrogarse acerca del padre de este niño por nacer. Sucede que, por algún acto de magia desconocido, el padre ha desaparecido la mayoría de las veces o no quiere hacerse cargo de la situación. Por lo tanto, cada aborto requerido podría correlacionarse con una ausencia paterna; es un tema que podría formularse como motivo de investigación.

Detrás de muchos embarazos no deseados se hallan muchas violaciones, las cuáles también quedarán silenciadas y “solucionadas”. Un alivio para muchos abusadores, pero sobretodo, para nuestra consciencia pública.

Queda un actor más en juego -junto al padre ausente, el violador y la consciencia colectiva-, él es el educador, que posee un rol relevante en este tema desde el momento en que muchos embarazos no deseados se producen por desconocimiento en materia sexual.

Por supuesto, el actor fundamental aquí es la mujer.

Hijo de una violación

Pero hay alguien más en esta ecuación: el niño por nacer. ¿Quién es este niño o qué puede decirse de él?

Una niña de 14 años queda embarazada en una situación muy confusa, sus padres viven horas de mucha angustia y el entorno social rápidamente genera la idea colectiva acerca de la promiscuidad de la joven. No sabemos lo que en realidad sucedió, sólo ella lo sabe pero ha decidido mantener el silencio para siempre.

La joven tiene un novio, él observa a la distancia -entre lágrimas y desconcierto- cómo se gesta ese niño que no es su hijo. Humillado, sabe que ella lo es aún más; sin embargo, salta fuera de su autorreferencia y comienza a pensar en ese niño de padre desconocido.

Él le elige un nombre y, con ello, decide adoptarlo. Planea una educación privilegiada para él, en la que tendrá acceso a la lecto-escritura cuando muy pocas personas en su ámbito la tienen; se imagina llevarlo a conocer su ciudad natal, puesto que, aunque dicen que su padre parece ser un soldado extranjero, él lo ha adoptado para su familia. Planea una visión revolucionaria para el niño y toda su generación. Cada día, a través de su crecimiento, él lo introduce en su trabajo y el significado de éste para un hombre. Él le pone por nombre ‘Jesús’, y ahora es su padre.

Aproximación psicológica

Desde una lectura psicológica, éste bien podría ser el orígen de Jesucristo, pero también el de un niño americano en la época de la conquista, o muchos otros niños contemporáneos. Lo destacable es la interpretación que José realiza sobre el niño por nacer que no es su hijo: misión, visión y valores proyectados sobre él, nada más salugénico que este significado de la vida.

Lo que pretendo decir es que un problema tan serio como el que se presenta en el debate político depende de la interpretación, y esta significación define lo que somos y lo que proyectamos ser, y es sobre la interpretación que debemos hacernos responsables. Tal vez no estamos pudiendo darle un significado que les permita proyectarse como hombres y como mujeres a todos nuestros niños, de los cuáles estos niños sacrificados son sólo un emergente.

Juan, tal vez un primo de Jesús, muchos años después de su muerte dijo: él es el Sentido de la vida, él que le pudo dar sentido a su existencia.

¡Justicia!

Pienso que el juicio de valor sobre las otras personas y la confrontación son los presupuestos basales de la violencia. Por lo tanto, si mi punto de vista fuera expuesto como un criterio de verdad estaría participando de una lucha de poderes de la que quiero ser ajeno. Ajeno porque deseo escuchar a la mujer que ha decidido por el aborto, y así como yo he hecho mi interpretación también ella ha realizado la suya y la respeto completamente. Creo que los seres humanos debemos expresar libremente nuestros pensamientos y sentimientos sin temor a que algún gran Otro nos juzgue.

Es momento de comenzar a “desactivar” la violencia social en la que estamos inmersos, aún cuando el otro nos parezca una alteridad radical, lo insoportable.

 

Dolores O’  Riordan: una vida plena de sentido (Alicia sin Espejo)

La maléfica melancolía cobra una nueva víctima

El 15 de enero de 2018, a los 46 años falleció una artista, cantante de la banda The Cranberries. La muerte de un artista siempre interroga acerca de lo que ésta representa para la cultura; ellos como ninguno, son emergentes de pasiones ocultas del espíritu de la época, las cuales suelen encarnar con su propia vida.

Creo que a muchos nos conmovió su voz en Zombie, delatando el sufrimiento de los niños en las luchas armadas, su voz desgarradora es imposible de olvidar.

Algunos datos biográficos me llaman la atención acerca del significado de su vida. Su padre sufre un accidente a los dos días de nacer Dolores, quedando en silla de ruedas, y a los 12 años escribe su primer tema llamado “Calling” sobre su primer amor, su maestro de escuela. Podría sintetizar esta referencias en una sola palabra: padre.

En su historia infantil fue víctima de abuso sexual y, posteriormente, diagnosticada como “trastorno bipolar” (un tipo de psicosis). De alguna manera, estos datos nos acercan al tríptico de la melancolía: fallo paterno + tristeza + culpa (un sentimiento que se produce como reacción en persona que sufrieron un abuso sexual).

La psiquiatría no puede contra ella

Kurt Cobain, entre muchos otros, fue atrapado por la misma patología que conduce violentamente a la muerte. Pero, ¿Dolores no se suicidó? Lo dramático es que la melancolía conduce a la muerte con, o sin, suicidio. La muerte prematura cierra perfectamente el circuito de esta mortífera serpiente que termina devorando su propia cola.


Ninguna técnica puede disolver un arquetipo

Desde mi punto de vista, la melancolía no es una patología de la personalidad, sino una afección del carácter más profundo de la persona que queda envuelto -como poseído- por un arquetipo, un patrón rígido de pensamientos catastróficos, sentimientos de culpa y vacío existencial, que es parte del inconsciente de la cultura y con el cuál queda “sincronizada” la vida de la persona que la padece.

Un arquetipo no puede disolverse ni “curarse”, sino que debe percibirse su función “reveladora”. Dolores revela, muestra, desde su nombre hasta su muerte, una plenitud de significados.

Interpretación: Un grito del Ánima

La vida de esta artista encarna el arquetipo del Ánima, atrapado en el sufrimiento y sacrificio de tantos niños. Un grito audible del silencio, su misión es perfectamente realizada, su significado, su LOGOS. Difícil soportar esta crucifixión de una joven. Pero en tres días ha de resucitar.

Aquí debajo, el vídeo de Zombie.