Psicoterapia on-line

La situación desarrollada ante el virus denominado Covid-19 produce efectos sobre la salud de las personas que no son solamente biológicos; la salud mental de los individuos también sufre ante el aislamiento desde múltiples problemáticas que se generan.

Como psicólogo clínico busco un modo para que, quiénes vivencian sufrimiento psíquico ante el encierro y la limitación de sus actividades, puedan realizar un proceso psicoterapéutico digitalizado con la finalidad de cuidar su salud mental hasta el momento en que esta situación social se solucione.

Te propongo, de esta manera, seguir una serie de pasos sencillos que se adecuan a los que realiza un profesional psicólogo a través de este simulador de psicoterapia.

Primera etapa

El diagnóstico inicial

Vamos a comenzar con un estudio profundo de tu personalidad -el mejor a mi modo de ver- y al que podes acceder de modo gratuito. Se trata de un test en base a la psicología analítica de Carl G. Jung y que permite indentificar cuáles son tus arquetipos dominantes (patrones) y qué características se encuentran operantes en tu vida actual.

La idea de esta primera etapa es que, una vez hecho el test, puedas reflexionar el resto del día sobre sus resultados y pensar en qué medida se aplican a vos. Éste será nuestro punto de partida y orientará los siguientes pasos que demos. Te comparto dos vínculos a través de los que podes autoadministrarte el test -te sugiero guardes los resultados en algún archivo digital, ya que los utilizaremos en adelante.

¡Comencemos!

NERIS: https://www.16personalities.com/es/test-de-personalidad

MYERS-BRIGGS: http://www.humanmetrics.com/personalidad


Destacado

Psicoterapia on-line y a distancia

El poder de la palabra

Los procesos psicoterapéuticos siguen una serie de pasos preestablecidos dónde el principal factor del tratamiento es el lenguaje hablado -el intercambio de palabras-, por lo que las sesiones a distancia no afectan en gran medida este factor.

Es comprensible que, para quién consulta a un terapeuta, sea de preferencia el encuentro personal, no obstante ello, para el profesional y su capacidad de trabajo (analizar el problema planteado, realizar un diagnóstico de la situación y proponer una estrategia terapéutica) la eventual distancia personal no implica mayor limitación.

¿Cómo es la terapia on-line o a distancia?

La sesiones terapéuticas se realizan a través de videollamada o llamada telefónica, por lo general una vez por semana -en horario previamente acordado-, tienen una duración aproximada de 45 minutos y el honorario es el mínimo establecido por el Colegio de Psicólogos.

En qué consiste el proceso terapéutico

La terapia comienza con un diagnóstico de personalidad que el consultante puede autoadministrarse y que resulta agradable de realizar, al tiempo que le otorga información muy útil para la terapia. De esta manera, desde el mismo momento de solicitar la entrevista psicológica, el consultante dispone de herramientas para comenzar su mejoría.

El proceso de la terapia se realiza del mismo modo que que una terapia habitual, sin embargo, se acentúa el Recurso Terapéutico de la escrituraorientado a favorecer la puesta en palabras de las problemáticas del consultante.

El análisis que realiza el terapeuta llega a través de dos canales:

– en la misma sesión, y;

– a través uso de un módulo de Inteligencia Artificial.

¿Tiene alguna ventaja la terapia on-line?

Sí, definitivamente. La ausencia de vínculo personal con el terapeuta ha conducido a crear nuevos recursos para ayudar a los consultantes en el cuidado de su salud mental. En este sentido, se ha puesto a disposición del clínico un software de inteligencia artificial que analiza de modo dinámico la estructura de la personalidad a través del tiempo, buscando mostrar algunos escenarios evolutivos posibles según las decisiones que la persona toma.

Cómo iniciar una terapia on-line o a distancia

Comunicándose por Whatsapp, SMS o llamada telefónica al +5493424620597 //Santa Fe, AR.

También puede realizarse un consulta informativa por mail: redpsic.santafe@gmail.com

Medios de pago

Vía depósito en cuenta o transferencia bancaria.

Por MercadoPago (no es necesario tener cuenta).

Psicoterapia on-line y a distancia.

Psicoprofilaxis ante el aislamiento – II

En el posteo anterior nos referimos a la importancia de comenzar el día enfocados en el mundo interno y no en las noticias. Para ello nos servimos de un recurso terapéutico sencillo y práctico: la escritura matutina. Para quién desee ampliar los detalles de la técnica, la misma se encuentra descripta en el libro El Camino del Artista, de Julia Cameron, cuyos resúmenes pueden encontrarse en la web. Ahora continuemos con el análisis psicológico de la situación de aislamiento.

Mecanismos defensa

Una buena nutrición, la actividad física, entre otros factores, ayudan a que nuestro sistema inmune se fortalezca y afronte sus adversidades. Además de ello, quiero plantearte aquí otros aspectos que tienen relevancia y que resultan muy sencillos de implementar aunque difíciles de comprender.

El don de jugar

Si tenés hijos o hay niños en tu casa, es hora de sentarse a jugar con ellos en el piso. Sé que muchos toman a broma este comentario menospreciando que hace casi 20 años que estudio e investigo este tipo de fenómenos; no obstante ello, te pido que te coloques en perspectiva: los seres humanos somos un producto de la naturaleza y ésta busca, en primer término, la continuidad de la especie (!), esto significa que destina enormes cantidades de energía a la continuidad de la vida. Si estás ocupado en los niños estás involucrado en la tarea a la que mayor importancia le otorga la naturaleza que está en vos, en todo lo que sos. Es difícil aceptar este razonamiento a pesar de que es sumamente sencillo. Recuerda que esta enfermedad hasta el presente no agrede a los niños.

El don de crear

Un atributo esencial de nuestra especie, que nos ha permitido adaptarnos a la vida desde hace más de 3.000.000 de años, es el hecho de que podemos crear nuevas realidades a partir de nuestro pensamiento; imaginamos situaciones para resolver problemas y ello nos ha llevado al desarrollo de la civilización, por lo tanto, todo proceso creativo (no implica “hacer cosas”, sino “imaginar cosas nuevas”, como cuando en la infancia lo hacíamos con colores sobre un papel) nos posiciona ante la vida con nuestra herramienta fundamental de supervivencia. Estamos ante una situación inédita para la mayoría de nosotros, por lo tanto, la solución también habrá de ser novedosa.

El don de trascender

Todavía existe otro aspecto que produce en nosotros una particular sensación de bienestar, se trata de la identificación de aquello que está en el “centro de nuestro corazón”.

Quizás este razonamiento resulte extraño para muchos, sin embargo, se relaciona a aspectos que desde miles de años existen en nuestra particular manera de comportarnos en relación con la vida.

Existe una y sólo una disposición en cada persona que le permite “concentrar la energía” sobre el sí mismo. Se trata de aquel recurso con el que podemos afrontar nuestros “peores momentos” y al que es importante acceder ahora. Algunos ejemplos pueden ilustrar esta situación:

Quizás en un momento de estrés tomaste la guitarra que no tocabas desde la adolescencia y experimentaste una sensación de “conexión”; o quizás retomaste el gusto de la infancia por el dibujo. Tal vez el día que sufriste un grave perjuicio en tu trabajo necesitaste picar la pelota de basket como lo hacías de niño, o sacaste del armario el juego familiar que tus padres y abuelos jugaban con vos y hoy podés repetir la historia con tu familia…

Se trata de un mecanismo de defensa muy sencillo que nos permite enfocarnos en una sola dirección de nuestra alma y, a partir de ello, prepararnos para el próximo y difícil paso que debemos dar.

Hoy, en Argentina, hace cinco días que comenzó una medida de aislamiento social. Si la situación se extiende más de diez días la mayor parte de la población comenzará a experimentarla como un evento traumático. Por este motivo, lo que estamos queriendo lograr con estos posts es prepararnos psicológicamente para una situación de elevado y prolongado estrés. Si la situación no ocurre, será un gran alivio. Pero si ocurre, necesitamos estar preparados desde antes que ocurra.

Continuaremos con más recursos psicoterapéuticos en los próximos días.

Existe una, y sólo una, experiencia que puede concentrar toda la energía del Sí mismo. Por lo general, es muy antigua.

Psicoprofilaxis ante el aislamiento

Mientras la sociedad global afronta la pandemia por el coronavirus Covid-19, el aislamiento necesario para detener la propagación de la enfermedad nos plantea una posible secuela de otros daños para la salud, entre los que se encuentra nuestra salud mental. Por este motivo, como profesional de la salud, considero oportuno comenzar el cuidado de nuestra psiquis a tiempo ante esta situación.

A través de una serie de reportes sobre el tema, los psicólogos de ME Salud pondremos a disposición del público general recursos terapéuticos a los fines de cuidar nuestra salud mental e integral.

Una secuela psicológica del coronavirus

Los seres humanos somos una especie comunitaria, nos sentimos seguros cuando encontramos pertenencia en un grupo, ello favorece nuestra experiencia de felicidad y mejora el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

La situación actual de aislamiento absoluto y extendido a lo largo y a lo ancho de todo el territorio nacional en muchos países, nos coloca en una condición de extrema vulnerabilidad psicológica, aunque aún no lo reconozcamos claramente. Son muy pocos los seres humanos que están preparados para sobrevivir en aislamiento, por ello, debemos tener especial cuidado.

Una higiene mental necesaria

Cada mañana al levantarnos nos lavamos la cara y nos cepillamos los dientes, quizás también tomemos una ducha, esto es parte de nuestra higiene cotidiana. De modo similar al lo que hacemos por el bienestar de nuestro cuerpo, es necesario en estos momentos adoptar algunos hábitos de cuidado psicológico matutino.

1. Lo primero que resulta muy recomendable realizar al levantarnos, es tomar un cuaderno y comenzar a escribir en él de “puño y letra” -no por medio de un archivo digital. ¿Por qué? Tomará varios informes explicarlo, pero progresivamente mostraremos su importancia. Por ahora, lo que podemos decir es que esta sencilla actividad permite activar mecanismos psicológicos orientados a favorecer la adaptación del ser humano ante las adversidades.

2. En segundo lugar, es necesario puntualizar lo que no hay que hacer: a) consultar las noticias en el celular o tv, b) mirar las redes sociales e interactuar en ellas, c) realizar acciones productivas.

3. Nos encontramos ante una situación de “elevadísimo” estrés emocional y la única manera saludable de afrontar el aislamiento es redirigir la energía mental, nuestro interés psíquico, hacia el mundo interno -no el externo, puesto que allí no podemos actuar y nos conduce a experimentar impotencia creciente.

Victor Frankl, sometido a los campos de concentra nazis, fue quién puso de manifiesto que ante situaciones de terrible amenaza para nuestro ser, la única defensa para maternos de pie psicológicamente es comenzar a trabajar sobre nuestro interior (El hombre en busca de Sentido).

Recurso Terapéutico: escritura matutina

Dr. Mariano Ellison. Director clínico ME Salud.

Coronavirus y “palabritas de amor”

En la medida que se expande la epidemia brotan desde la consciencia colectiva estos charlatanes de turno que nos encomiendan unirnos en la ayuda del prójimo, enfrentar la adversidad y bla bla bla…

Recuerdo a mis 25 años, los primeros días de noviembre, cuando llegué a Lucca, la ciudad italiana que contaba con la población más envejecida del mundo. No lo sabía, pero mi espíritu me lo dijo cuando esa misma mañana fui a recorrer la ciudad.

Era época próxima a la Navidad y se percibía cierto clima festivo, sin embargo, ese día que marco mi odio por el antiguo continente me sentía mal sin saber por qué. ¿Por qué? Porque el mismo Espíritu del Señor me estaba diciendo algo.

Llegué a la plaza y desde mis impulsos inconscientes exclamé sorprendido: ¡No hay niños! Como te decía, tenía 25 años, me había recibido de psicólogo hacía poco tiempo y no pensaba en tener hijos. Pero es parte de nuestra naturaleza, si no protegemos a los niños no hay destino posible para el ser humano.

Pero esto no fue todo, “fui a parar” a la casa en la que se encontraba otro argentino que me dio lugar para pasar unos días. La casa pertenecía al sacerdote de una de las iglesias principales de Lucca. No te voy a sorprender con esto: encontramos pornografía infantil en la biblioteca. Eran libros y revistas en aleman, pero tenía allí un familiar que hablaba el idioma y hasta pude dar con el movimiento de religiosos que estaban en el asunto. Pero esto no termina aquí.

Mi amigo Carlitos, el que me dio lugar, tenía dos hijas pequeñas y se preocupó por la situación. Es una persona muy sociable y se había vuelto próximo a un par de “señoras mayores” que ostentaban buena posición económica. Él buscó cierta “protección” en ellas porque, de alguna manera, dependía del sacerdote para su residencia y para conseguir trabajo. Cuando les planteó la situación ellas le dijeron algo como esto: “que tus hijas estén lejos del sacerdote, pero si algo sucede, nosotras no vamos a delatarlo”.

Una pandemia detrás de otra pandemia

Creo que estos hechos me mostraron la sombra de una cultura que arrastra la paidofilia desde hace siglos y quizás por ello nunca quise regresar al viejo contiene a pesar de que tengo familiares allí que pueden recibirme. He permanecido en la insegura y subdesarrollada Sudamérica.

Estos hechos se sumaron a otros con los que pude constatar la “pandemia” de violencia y abusos que sufren los niños que, a diferencia de las feministas, no pueden realizar una manifestación en reclamo respecto de las atrocidades que sufren.

Investigué, y sigo haciéndolo, respecto de la violencia generalizada hacia los niños y oculta por la complicidad de los adultos. Escribí un libro, organizamos un evento con mi amigo y socio Lucas y el resultado fue: ¡fracaso absoluto!

A la hipocresía de las viejas italianas que encubrían al abusador tuve que sumarle una nueva tragedia: a nadie le importa realmente este problema. Aunque no lo creas, es así: a nuestra sociedad no le interesan los niños.

En el momento en que escribo, en Argentina, se han prohibido todos los eventos masivos debido al riesgo de propagación de la epidemia, exepto uno: las escuelas. La consciencia colectiva arguye que los niños están más protegidos en los establecimientos educativos que en sus hogares, pero puedo leer su inconsciente colectivo que dice: “no vamos a proteger a los niños”. Soy consciente de los pseudo-fundamentos del ministerio de educación y bla bla y bla.

Entonces…

¡Me quedé sin salida! Así de simple. Hace años que noche tras noche le he pedido a Jesucristo, en quién creo firmemente, que proteja a los niños. Supliqué y supliqué hasta que me rendí. ¿Cómo haría Dios, allí desde el cielo, para proteger a los niños? Ellos están en las manos de los despiadados adultos que los sacrifican a diario por su ego y sus seguidores en las redes sociales. Recuerdo esa estúpida madre mirando el celular mientras su hijito internado le pedía auxilio ante el pánico que sentía. Muchos piensan que soy antisocial, pero no, sólo me da asco esta gente.

De modo que no dejo de sorprendeme por esta acción inédita del Inconsciente Colectivo: es la primera pandemia -de la que tenemos noticias a través de la historia- que no tiene como primer blanco a los niños sino a los adultos mayores, y en mayor medida a los hombres que a las mujeres. Ayer en Italia se registraba en las personas fallecidas un 75% de hombres.

¿No te llaman un poquito la atención estos datos?

La naturaleza no está diciendo: “abrazo solidario”. Sino todo lo contrario:

“Todo sarmiento que en Mí no da fruto, lo quita; y todo el que da fruto, lo poda para que dé más fruto”; Evangelio según San Juan.