Ley del aborto: el día después

El 8 de agosto de 2018 en Argentina se debate una ley sobre la legalización del aborto. Este día marcará un antes y un después en la historia de mi país. En una especie de “ventana del Cielo” es posible ver cuál es la decisión Dios, qué es lo que él piensa e, incluso, lo que va a hacer. Permitime que te lo muestre…

En el Inconsciente Colectivo

Hace aproximadamente 4000 años -o tal vez más- vivió un hombre que levantó un puñal para realizar un sacrificio a la divinidad, o a lo que él creía que lo era. Vivía en un contexto en el que muchos hombres lo hacían, y él era uno de ellos. Levantó un objeto punzante en dirección a su víctima, para librarse de sus pecados, de sus errores y de sus culpas.

Convencido de que el mal que sentía dentro suyo, ese vacío terriblemente desolador que lo acechaba día y noche, iba a calmarse de este modo, recogió piedras de distintos tamaños y preparó un altar. Se hallaba sobre una montaña, lugar simbólico de lo espiritual, de lo alto. Recogió ramas secas para el fuego y con un fuerte amarre sujetó en aquel lugar su sacrificio. Levantó la daga, ya había sacrificado muchos animales de esta manera, siempre primogénitos por ser señal de que entregaba a Dios lo mejor de sí. Pero esta vez era distinto, estaba convencido de que en esta oportunidad sí lo lograría, llegaría a alcanzar la tranquilidad de su alma que nunca había logrado recobrar desde que debió abandonar, por las lucha de clanes, su hogar paterno.

Esta vez era distinto, porque bajo su puñal levantado en alto no se hallaba el chivo expiatorio ni el cordero primogénito, allí estaba su propio hijo que con ojos llenos de lágrimas y terror lo miraba con desesperación y dando gritos sordos que nadie podía escuchar.

El nacimiento de un arquetipo

No sabemos cómo ni por qué. Pero algo sucedió aquel día, un día que no fue uno más en una época en la que esto sucedía recurrentemente. Algo detuvo la mano de aquel hombre y marcó el destino de todos sus descendientes hasta el día de hoy. Ante un padre filicida nació la consciencia de Dios como Padre como jamás nunca existió en la humanidad. Una especie de paradojal inversión de la realidad.

Dos mil años más tarde…

Un rey romano decide que todos los niños menores de dos años deben morir pues teme que alguno de ellos ocupe su lugar de poder. Sus soldados ejecutan la orden. Tal impacto sobre la sociedad produjo este hecho que fue relatado simbólicamente para la historia de esta manera:

Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. (Apocalipsis 12:4 RVR1960)

Surgió allí el cristianismo que no sólo doblegó al imperio opresor convirtiéndolo enteramente a sí, sino que produjo la marca más punzante de la historia de la humanidad.

Siglo VIII aC, muy lejos del mundo cristiano…

Se levanta un héroe entre los dioses griegos. Él no es un dios, sólo un hombre que se destaca por su inteligencia. Él es Ulises y su Odisea relatada por Homero comienza cuando decide no sacrificar a su hijo Telémaco y partir a la guerra -La Ilíada. Luego, una gran nación griega emerge desde este momento fundacional.

Argentina 1976 y 1982

Época de dictaduras militares, muchos niños y jóvenes son asesinados cruelmente por los gobiernos de facto. Hoy, aproximadamente 40 años después, el poder militar argentino se halla completamente devastado y sin haber padecido ningún ataque externo. Colpasó solo, por sí mismo, como lo hizo aquel imperio romano.

8 de agosto de 2018

Te prometí mostrarte el futuro y el pensamiento de Dios que, por alguna extraña razón, quiso mostrarme. Mirá sus ojos, su mirada decidida y penetrante. Nada nuevo bajo el sol sucede hoy para él, esto ya lo ha visto en su mente infinita como así también su decisión. La decisión ya está tomada: su mano va a detener el sacrificio, suceda lo que suceda. Es un patrón cultural, un arquetipo. De la misma manera en que nació y se desarrolló una generación en reacción al abuso militar, nacerá, crecerá y se desarrollará toda una generación con la consciencia de que su progenitora quiso abortarla.

Aunque hoy no lo comprendas, la próxima generación será acunada en Argentina por el cristianismo evangélico.

Pero tú eres el que me sacó del vientre; el que me hizo estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre. Sobre ti fui echado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios. No te alejes de mí, porque la angustia está cerca, porque no hay quien ayude. (Salmos 22:9‭-‬11 RVR1960)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s